¿Subrogación o adopción?

Conoce las diferencias entre subrogación y adopción

Cuando uno sueña con ser padre, empiezan las expectativas. ¿Se parecerá a mí o a mi pareja?, ¿será niño o niña?, ¿cómo será su carácter? Sin embargo, hay veces en que un embarazo no sucede tan fácil. Puede ser por edad, condiciones genéticas, preferencias sexuales, etc., el abanico es amplio. No obstante, esto no implica que haya que renunciar a la idea de tener hijos.

Existen varias opciones para tener una familia. Están los tratamientos de fertilidad, la adopción y la subrogación. Pero entre estas, también hay varias opciones. Entonces, ¿cuál es el mejor camino?

Familia por adopción

La primera idea que viene a la mente es la adopción. En este caso, el camino es largo, complejo y no siempre es lo que uno espera. Es complicado poder adoptar bebés. Normalmente en México los niños que están esperando ser adoptados suelen ser de edad preescolar en adelante. Además, para parejas del mismo sexo es más complicado.

Ante el proceso de adopción, muchas parejas se ven agotadas, incluyendo el tema de las expectativas. A veces un niño adoptado no se siente tan propio, no cuadra con la idea que se tenía originalmente sobre tener un bebé. La adopción requiere, además, un proceso de adaptación tanto de los padres, como del niño adoptado.

Familia por subrogación

En cambio, existe la subrogación como otra posibilidad para ser padres. En este proceso, una mujer (madre gestante) lleva en su vientre un bebé concebido a través de Fertilización In Vitro (FIV) con óvulos de la futura madre o de una donante. El embrión es implantado en el útero de la madre gestante para, tras el nacimiento, entregarlo a los futuros padres.

Al ser un embrión de los futuros padres, ya se puede pensar en las preguntas originales: ¿se parecerá a uno o al otro?, ¿qué rasgos de cada quién tendrá?

Este procedimiento está permitido en diferentes países, como Estados Unidos, Ucrania, Rusia, Grecia y Canadá. Se trata de una oportunidad para tener hijos con relación genética. En la subrogación, los padres pueden conocer a la madre gestante (incluyendo sus antecedentes médicos y psicológicos). Y además, cuentan con la guía de expertos en todas las áreas (médicos, legal, psicológica, etc.).

En Tammuz podemos ayudarte a formar una familia a través de subrogación. No dudes en contactarnos.