El gran mito sobre la paternidad homosexual

¿Has deseado tener un hijo? ¿Alguien se ha opuesto a que lo tengas? Sí te han apoyado, eres afortunado. Si te han cuestionado, eres víctima de los dogmas y reglas establecidas por la religión y las creencias. Tener una familia, sin importar si es por subrogación, adopción o de manera tradicional, debería ser un derecho incuestionable.

Por ello, nos damos la tarea de promover esta información. Buscamos derrumbar los mitos que desinforman a la población y que crean barreras. Sigue adelante. Informa, comparte, vive tu sueño de ser padre o madre con tu pareja.

Mito: Un niño necesita un padre y una madre para crecer sano

Echemos un vistazo a nuestro entorno y a nuestro pasado. Seguramente conoces niños que son o fueron niños criados por una abuela. Quizás por un par de tías o tal vez por sus hermanos. También hay niños criados por los vecinos, por un padre soltero, incluso por la televisión. Sin embargo, no hay quien proteste por ello. La razón está en que un niño será bien criado mientras reciba la atención adecuada de uno o varios adultos.

No importa si están casados, no importa su manera de ejercer el acto sexual. Lo único que debería importar es la calidad de vida que puedan dar, el amor y los recursos para que se desarrolle adecuadamente.

Educación y bienestar

En un estudio publicado en Live Science se destaca que los niños hijos de una pareja lesbiana obtienen calificaciones escolares ligeramente mayores que los hijos de padres heterosexuales. También indican que la incidencia de actos delictivos es igual. Esto demuestra que la educación que se imparte no depende del sexo de los padres.

El bienestar de los niños tampoco depende de ello. Más bien depende de la preparación de los padres, de su capacidad económica (es lamentable, pero es real), de la vocación de la paternidad y la maternidad. ¿Cuántos hijos no deseados andan por las calles o a nuestros lados sin recibir amor de sus padres?

Este es uno de los grandes mitos que existen sobre la paternidad homosexual. Por desgracia, pocas personas llegan a comprender estos argumentos. Pero no debes preocuparte por ello. Confiemos en que la sociedad irá comprendiendo.

Si deseas tener un bebé por medio de la subrogación, estás en buenas manos. En Tammuz te ayudamos a conseguirlo. Si deseas más información, haz clic aquí.